EL ABORTO “la muerte silenciada y permitida por leyes inhumanas”

https://i0.wp.com/www.revistaecclesia.com/wp-content/uploads/2014/09/munilla-e1411902696408.gif

Aborto: Voz de los sin voz, por José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián

La retirada por parte del Presidente de Gobierno del “Anteproyecto de Ley Orgánica para la Protección de la Vida del Concebido y de los Derechos de la Mujer Embarazada”, es una decisión política con unas implicaciones morales muy graves, dado que la medida del sr. Rajoy condena a cientos de miles de vidas humanas al más absoluto de los desamparos.

El derecho a la vida no es un derecho más, sino uno anterior a todos los derechos, y sobre el que se sustentan todos los demás. Obviamente, el juicio moral de las políticas desarrolladas por un gobierno no se circunscribe a la tutela de la vida. La experiencia nos dice que unos partidos suelen ser más sensibles hacia determinados valores éticos, mientras que otros lo son hacia otro tipo de valores morales. Pero cuando lo que está en juego es el mismo derecho a vivir, no cabe entender que estemos ante una cuestión más, entre tantas otras. Se trata probablemente del mayor de los dramas morales de nuestra sociedad. Cada día son exterminadas en España más de trescientas vidas humanas, a las que se les niega el más elemental de los derechos: el derecho a vivir. Y esto se hace bajo el amparo de un ley inicua que reconoce el derecho a abortar, es decir, el derecho a matar.

Si bien el Partido Popular había manifestado mientras estaba en la oposición su desacuerdo con la ley abortista de Zapatero (2010), finalmente, ha terminado por asumir la aberración de considerar al aborto como un derecho humano. (Conviene puntualizar que no existe en el mundo otro estado que considere el aborto como un derecho en su legislación). Desgraciadamente, no es la primera vez que se produce una deriva semejante en el Partido Popular. Los hechos demuestran que la supuesta “izquierda” es la que termina marcando el camino a la supuesta “derecha”. Cada vez existen menos diferencias ideológicas reales entre los partidos políticos, dado que han asumido todos ellos los valores del neocapitalismo, el relativismo y la ideología de género. Alguien dijo que el pensamiento políticamente correcto de nuestros días, se caracteriza por ser teóricamente marxista, prácticamente liberal, y psicológicamente freudiano.

La decisión tomada por el Presidente de Gobierno reabre de una forma definitiva el debate ya existente desde hace tiempo en el seno de la Iglesia Católica: ¿Qué tipo de presencia deben de tener los católicos en la vida política? ¿Es coherente que los católicos se integren en partidos políticos que acogen en sus programas propuestas diametralmente contrarias a los valores evangélicos? ¿Pueden los católicos votar a partidos políticos que están en esta situación, basándose en el principio del “mal menor”? El tiempo ha demostrado que por el camino del “mal menor” se termina llegando al “mal mayor”. La opción del “mal menor” solo puede ser acogida por un cristiano de forma circunstancial y transitoria; sin caer en la tentación de hacer de ella su “santo y seña”. Y es que… Jesucristo nos enseñó a apostar por el bien; no por el mal menor.

De forma similar a como me consta que un número significativo de militantes del Partido Nacionalista Vasco se dieron de baja en su militancia política, cuando su partido asumió los postulados abortistas, tampoco me cabe duda de que ahora serán también muchos los que hagan lo propio en el Partido Popular (aunque los aparatos políticos intenten poner sordina a este hecho). Estamos ante un test importante para medir nuestra jerarquía de valores: ¿La ideología por encima de los valores morales? ¿O los valores morales por encima de la ideología? No caben las componendas; hay que optar.

Los creyentes tienen un serio problema: en el arco parlamentario actual no existe ningún partido de ámbito estatal capaz de representar al voto católico. Para decirlo claramente: un católico que aspire a ser fiel a los principios de la Doctrina Social Católica, no puede votar en coherencia a los partidos políticos de ámbito nacional presentes en el actual Congreso de Diputados.

El quehacer de los obispos es la iluminación moral, y no la conformación de alternativas políticas. He aquí uno de los retos específicos más importantes de los seglares en este momento. La vocación de los laicos católicos, a diferencia de los sacerdotes y obispos, es la de hacerse presentes en la vida pública proponiendo alternativas políticas, capaces de encarnar de forma coherente en la vida pública los principios que inspiran la Doctrina Social Católica.

Ni qué decir tiene que aunque estas reflexiones están referidas prioritariamente a los católicos, son también aplicables a los miembros de otras confesiones religiosas, e incluso a no pocos ciudadanos no creyentes que apuestan por la integridad de los valores morales, incluyendo el de la inviolabilidad de la vida humana en el seno materno.

La cuestión es la siguiente: ¿Quién prestará su voz a los que no tienen voz? ¿Quién está dispuesto a defender el derecho a la vida de cientos de miles de inocentes que todavía no pueden hablar por sí mismos? ¿Y quién ofrecerá a las mujeres embarazadas que están en situaciones difíciles una alternativa a esa trampa mortal llamada “derecho a abortar”?

+ José Ignacio Munilla

Obispo de San Sebastián

——————————————————————————————————————————

https://i1.wp.com/imagenes.publico.es/resources/archivos/2014/9/25/1411658593129reig-pladetdn.jpg

El obispo de Alcalá arremete contra Rajoy por “desleal” y “feminista radical”

El obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla ha arremetido contra Mariano Rajoy por haber retirado definitivamente la contrarreforma de la ley del aborto impulsada por el extitular de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón. Así, ha acusado al presidente del Gobierno de haber actuado con “deslealtad” a sus electores y con “insensatez” y  de haber “faltado a la verdad” al escudarse en que no hay consenso.

En un escrito que publica la web de la diócesis, el obispo de Alcalá ha calificado al PP de “liberal, informado ideológicamente por el feminismo radical y la ideología de género, e infectado como el resto de los partidos políticos y sindicatos mayoritarios, por el lobby LGBT“.

“Siervos todos, a su vez, de instituciones internacionales (públicas y privadas) para la promoción de la llamada ‘gobernanza global’ al servicio del imperialismo transnacional neocapitalista, que ha presionado fuerte para que España no sea ejemplo para Iberoamérica y para Europa de lo que ellos consideran un ‘retroceso’ inadmisible en materia abortista“, ha añadido.

En el documento, titulado Llamar a las cosas por su nombre. Un verdadero reto para los católicos, Reig Pla ha opinado que el PP se suma así al resto de partidos al considerar el aborto “un derecho de la mujer: una diabólica síntesis de individualismo liberal y marxismo”.

“Dicho de otra manera, a fecha de hoy -y sin juzgar a las personas-, los partidos políticos mayoritarios se han constituido en verdaderas ‘estructuras de pecado’“, ha manifestado.

Para el obispo de Alcalá, esta decisión del Gobierno del PP abre a los católicos españoles la posibilidad de un “nuevo inicio” en el que ha planteado “suscitar una respuesta civil organizada y capaz de movilizar las conciencias” y “hacer una llamada a promover iniciativas políticas que hagan suya, integralmente, la Doctrina Social de la Iglesia“.

“El camino va a ser largo y difícil, ya sucedió con la abolición de la esclavitud. La maduración de las conciencias no es empresa fácil, pero nuestro horizonte, por la gracia de Dios, es el de la victoria del bien”, ha manifestado Reig Pla.

Fuente: http://www.publico.es/actualidad/546500/el-obispo-de-alcala-arremete-contra-rajoy-por-desleal-y-feminista-radical

* TESTIMONIO DE BORONCHELLI “con 90 títulos de ciclismo, lo tiene claro: «La victoria más bella es la conversión»

https://i1.wp.com/www.religionenlibertad.com/imagenes/fotosdeldia/19108_gibi_baronchelli_en_1980____acumulo_muchas_victorias__pero_lo_que_mas_valora_es_su_paso_de_un_cristianismo_tibio_a_la_conversion_en_cristo.jpg

Gibi Baronchelli en 1980… acumuló muchas victorias, pero lo que más valora es su paso de un cristianismo tibio a la conversión en Cristo.

«La victoria más bella para mí ha sido la conversión».

Si quien lo dice es un ex campeón de ciclismo, que de victorias entiende porque en su carrera como profesional ha obtenido noventa éxitos, entonces tendremos que creerle.

Gianbattista Baronchelli, «Tista» para los amigos, Gibì para sus hinchas, nacido en 1953, uno de los ciclistas italianos que ha dominado este deporte en los años 70 y 80, [su palmarés aquí] hoy vive en Arzago d’Adda, un pueblo de la provincia de Bérgamo, en el confín entre Cremona y Milán, donde dirige un pequeño negocio de bicicletas junto a su inseparable hermano Gaetano.

Aquí es donde se ha retirado al final de su carrera como profesional. Y aquí es donde me reúno con él, saboreando el antiguo negocio de bicis donde, más que al vendedor, encuentras al “maestro” del ciclismo.

En bicicleta ha recorrido centenares de miles de kilómetros, ha recorrido carreteras de todos el mundo, pero sólo desde hace pocos años ha encontrado el camino justo: «Y cuando se encuentra el camino justo ya no hay que perderlo; se consigue ver todo en la justa dimensión, ya no se da importancia a cosas que, en realidad, son secundarias». Como el éxito en el deporte que, sin embargo, ha guiado su vida.

Séptimo de nueve hijos de una familia de campesinos, padre y tíos apasionados del ciclismo, Tista empezó a correr en bici a los 15 años siguiendo a su hermano Gaetano, un año más mayor.

«Al principio era un juego; luego se convirtió en una profesión», dice Tista. Efectivamente, los dos hermanos demostraron enseguida tener un talento natural y cuando llegaban, hacían hablar de ellos a los aficionados.

En 1973, en el mundial de Barcelona, el que hizo triunfar entre los profesionales a Felice Gimondi, Gaetano llegó el séptimo entre los aficionados, el primero de los italianos.


El mismo año, Gianbattista ganó el Giro de Italia y el Tour de L’Avenir (la Vuelta de Francia de los aficionados), una verdadera empresa que, junto a las otras victorias conseguidas, lo lanzó entre los profesionales a los 21 años.

Los años del belga “caníbal”
Eran los años en los que el belga Eddy Merckx, “el caníbal”, era el dominador absoluto; de Baronchelli se esperaba una “respuesta” italiana.

«Cuando era niño era un hincha de Merckx; después, pocos años más tarde, me encontré compitiendo con él». Y en 1974, primer año como profesional en el equipo de la Scic, por un pelo Tista no se come “al canibal”.

En el Giro de Italia, que disputó como gran protagonista para sorpresa de todos, en la última gran etapa de la Dolomitas, en las Tres Cumbres de Lavaredo, superó a Merckx y pareció que podía conquistar la camiseta rosa, pero Merckx resistió manteniendo una ventaja en la clasificación de apenas 12 segundos. Una nadería.

Al día siguiente, a pesar de intentarlo, Baronchelli no consiguió repetir la empresa y Merckx acabó el Giro con esa escasísima ventaja. En la misma estación, el belga ganó también el Tour y el Mundial, como demostración ulterior de la empresa realizada por Baronchelli en el Giro.

Entre profesionales no es como entre aficionados
Un inicio como profesional que hizo intuir empresas aún más grandes: «Pero cuando todos te esperan, las cosas se hacen más difíciles. El impacto con el mundo profesional fue duro; entre los aficionados me divertía mucho, pero entre los profesionales te encuentras solo».

Solo con su hermano Gaetano, que como profesional se dedicó por entero a hacer de gregario a su hermano más joven. Otro obstáculo fue una grave infección de hígado en 1975, añadida al gran resultado que no llega: «Cuando durante 4-5 años no consigues ganar, se te bloquea la mente. Hasta el 1978 mi objetivo eran las grandes vueltas, porque era un fondista, iba bien en todas partes y me recuperaba más rápido que los otros. Pero la gran victoria no llegaba, por lo que me transformé y, cambiando de objetivo, me centré en las carreras en línea».

Victorias: muchas, pero esperaba más…
Y llegaron las victorias: dos veces el Giro de Lombardia, la Henninger-Turm, seis veces seguidas el Giro del Apenino, el Giro de Toscana, del Lacio, de Emilia y muchas otras. Al final de su carrera serán noventa victorias pero de él – es inútil negarlo -, vistas las premisas, se esperaba más. Desgracias, el carácter esquivo, todo lo contrario de un arribista.

Tuvo también la desgracia de encontrarse delante a los monstruos sagrados del ciclismo, algunos de los más grandes campeones de todas las épocas: no sólo Merckx, sino también el francés Bernard Hinault, que le bloqueó el camino al mundial de 1980.

Circuito de Sallanches, en Francia: uno de los recorridos más duros desde siempre, 270 km. en subida que llegaba al 14% de declive, una competición tremenda. De los 107 corredores que hubo en la salida, a la meta llegaron apenas 15, un solo italiano: Baronchelli permaneció con Hinault hasta la última vuelta, momento en el que el francés adelantó al italiano que, a causa también de un salto de cadena, llegó segundo a la meta con un minuto de retraso; tercero, el español Martín, que llegó con casi 5 minutos.

Baronchelli hizo una carrera fantástica, pero de nuevo uno de los grandes le arranca la victoria. Esta será un poco la maldición que acompañará a Tista: «Aún hoy, cuando me invitan a las fiestas me presentan como el perdedor – me dice sonriendo con un poco de amargura -: no dicen nunca Baronchelli que ha ganado esto o aquello, sino Baronchelli que ha perdido el Giro, ha perdido el Mundial; no es precisamente lo máximo». Y, por todo lo que ha hecho, tampoco es justo.

¿Se arrepiente? «Si volviera atrás tomaría decisiones distintas, pero las cosas han ido así, tenían que ir así: hay que aceptar el veredicto».


Baronchelli en su tienda-taller de bicicletas

El gusto de volver con la familia
Y cuando dejó de correr volvió a su pueblo, no por decepción, sino por elección. «De la vida de corredor siempre me costó mucho el estar continuamente de viaje por el mundo; no me gusta, por la noche quiero volver a casa, estar con la familia. Permanecer en el mundo de las carreras hubiera significado viajar más que antes, por lo que dije basta». Decisión que tomó anticipadamente: a partir de 1982 empezó con Gaetano el negocio de bicicletas.

En 1989 empezó a trabajar en él también Tista que, mientras tanto, se había casado en 1987 y que en 1988 ya había tenido la primera hija (en total ha tenido tres hijos): «He visto nacer a todos mis hijos, estas son las cosas hermosas de la vida. Ganar carreras, sí, es bonito, pero la vida es más grande, hay más».

Cuando murió su madre
Hay más, pero entonces Tista no le había dado un nombre a ese “más”, sólo recientemente ha entendido. «Sucedió cuando murió mi madre, hace tres años y medio. Ella tenía una gran fe, todas las mañanas iba a misa a pie. Y seguramente ha rezado mucho por la conversión de sus hijos, y sus oraciones han sido escuchadas».

¿Antes no eras católico? «Era un católico como muchos, marginal. Sabes, la educación de ir a misa la hemos recibido y es algo bonito, pero la conversión es otra cosa».

Primero fue Gaetano, parece que su tarea es abrirle el camino a Tista: «Mi hermano se había convertido hacía años por la enfermedad de su mujer. Muy a menudo se llega al camino justo a través de estas vías».

Más tarde también a Tista le llegó el periodo oscuro («Equivocarte de camino es muy fácil, seguir las vías fáciles es cómodo, pero te lleva a la muerte») y cuando su madre murió a los 90 años, algo estalló dentro de él: «Desde el momento de su muerte me sintonicé con Radio María y a partir de entonces creció poco a poco».

En encuentros carismáticos
En la radio Tista oyó hablar de Medjugorje; tal vez ya sabía de las apariciones, pero ahora la cosa era cada vez más interesante, lo interpelaba. «Mi madre murió en abril; ese verano, mientras estaba de vacaciones con mi familia en Cerdeña compré un librito sobre Medjugorje… se me abrió el corazón. Después, a partir de septiembre empecé a ir con mi hermano a los encuentros de Renovación Carismática: son encuentro muy bonitos, se ve de verdad que hay mucha gente que los necesita».

¿Has estado en Medjugorje? «He estado con el pensamiento y el espíritu. Antes o después ire personalmente: con mi mujer, cuando esté preparada. Pero no es un problema, el Señor está en todas partes, yo he llegado a Cristo a través de la Virgen».

Además, la Virgen está siempre cerca de él: «Tenemos suerte, tenemos el santuario de Caravaggio muy cerca, llego en tres minutos desde casa».

Dices “sí” y la vida se transforma
Con la conversión cambia todo: «Llega cuando debe llegar, el “sí” lo tienes que decir tú y lo hermoso es precisamente esto: tu libertad, eres tú el que dice “sí”».

«Y la vida se transforma, lo más importante es darle las gracias al Señor por lo que tienes, es Él quien te lo ha dado. Y cuando las cosas no van bien es porque tiene que ir así, por fuerza. Hay que entenderlo, es un camino».

Que Tista desea a todos, empezando por su mujer e hijos: «Son católicos, sí, como yo era antes, pero es difícil de entender si no te llega la gracia».

Tista no quiere convencer: «Las palabras no significan nada, lo importante es el ejemplo». Y el ejemplo es claro: «Me gusta leer el Evangelio todos los días, es más fácil seguir el camino. Para mí lo más importante que ha sucedido en mi vida es la fe, todo el resto está en segundo plano. Cuando debes tomar decisiones, debes rezar y basta. Y el Señor te da lo que es justo que tú tengas».

Pues eso, rezar. Y esperar, como su madre rezó y esperó por Gaetano y Tista.

(Traducción de Helena Faccia Serrano, Alcalá de Henares)

Riccardo Cascioli/La Nuova Bussola Quotidiana

*SANTO DEL DÍA ” San Jerónimo, presbítero y doctor de la Iglesia” 30 de septiembre

https://i2.wp.com/es.catholic.net/catholic_db/imagenes_db/gente/jeronimo.jpgDoctor de la Iglesia

Martirologio Romano: Memoria de san Jerónimo, presbítero y doctor de la Iglesia, que, nacido en Dalmacia, estudió en Roma, cultivando con esmero todos los saberes, y allí recibió el bautismo cristiano. Después, captado por el valor de la vida contemplativa, se entregó a la existencia ascética yendo a Oriente, donde se ordenó de presbítero. Vuelto a Roma, fue secretario del papa Dámaso, hasta que, fijando su residencia en Belén de Judea vivió una vida monástica dedicado a traducir y explicar las Sagradas Escrituras, revelándose como insigne doctor. De modo admirable fue partícipe de muchas necesidades de la Iglesia y, finalmente, llegando a una edad provecta, descansó en la paz del Señor (420).

Etimología: Jerónimo = Aquel que lleva nombre santo, viene del griego

El IV siglo después de Cristo, que tuvo su momento importante en el 380 con el edicto del emperador Teodosio que ordenaba que la fe cristiana tenía que ser adoptada por todos los pueblos del imperio, está repleto de grandes figures de santos: Atanasio, Hilario, Ambrosio, Agustín, Crisóstomo, Basilio y Jerónimo.


Este último nació en Estridón (Dalmacia) hacia el año 340; estudió en Roma y allí fue bautizado. Su espíritu es enciclopédico: su obra literaria nos revela al filósofo, al retórico, al gramático, al dialéctico, capaz de pensar y escribir en latín, en griego, en hebreo; escritor rico, puro y robusto al mismo tiempo. A él se debe la traducción al latín del Antiguo y del Nuevo Testamento, que llegó a ser, con el titulo de Vulgata, la Biblia oficial del cristianismo.

Jerónimo es de una personalidad fortísima: en cualquier parte a donde va suscita entusiasmos o polémicas. En Roma fustiga los vicios y las hipocresías y también preconiza nuevas formas de vida religiosa, atrayendo a ellas a algunas mujeres influyentes patricias de Roma, que después lo siguen en la vida eremítica de Belén.

La huída de la sociedad de este desterrado voluntario se debió a su deseo de paz interior, no siempre duradero, porque de vez en cuando reaparecía con algún nuevo libro. Los rugidos de este “león del desierto” se hacían oír en Oriente y en Occidente. Sus violencias verbales iban para todos. Tuvo palabras duras para Ambrosio, para Basilio y hasta para su amigo Agustín que tuvo que pasar varios tragos amargos. Lo prueba la correspondencia entre los dos grandes doctores de la Iglesia, que se conservan casi en su totalidad. Pero sabía suavizar sus intemperancias de carácter cuando el polemista pasaba a ser director de almas.

Cuando terminaba un libro, iba a visitar a las monjas que llevaban vida ascética en un monasterio no lejos del suyo. El las escuchaba, contestando sus preguntas. Estas mujeres inteligentes y vivas fueron un filtro para sus explosiones menos oportunas y él les pagaba con el apoyo y el alimento de una cultura espiritual y biblica. Este hombre extraordinario era consciente de sus limitaciones y de sus propias faltas. Las remediaba dándose golpes de pecho con una piedra. Pero también se daba cuenta de sus méritos, tan es así que la large lista de los hombres ilustres, de los que hizo un breve pero precioso resumen (el De viris illustribus) termina con un capítulo dedicado a él mismo. Murió a los 72 años, en el 420, en Belén.

Si quieres ahondar más en la vida de Jerónimo consulta corazones.org en donde también tienen una biografía completa de San Jerónimo

Fuente: Autor: P. Ángel Amo | Fuente: Catholic.net  

* FIESTA LITURGICA” Angeles custodios, Santos Miguel, Gabriel y Rafael, arcángeles”

https://i1.wp.com/es.catholic.net/catholic_db/imagenes_db/gente/el_angel__de_la_guarda.jpgNuestros Guardaespaldas Celestiales

¿Quiénes son los ángeles custodios?

Dios ha asignado a cada hombre un ángel para protegerle y facilitarle el camino de la salvación mientras está en este mundo. Afirma a este respecto San Jerónimo: “Grande es la dignidad de las almas cuando cada una de ellas, desde el momento de nacer, tiene un ángel destinado para su custodia”.

En el antiguo testamento se puede observar cómo Dios se sirve de sus ángeles para proteger a los hombres de la acción del demonio, para ayudar al justo o librarlo del peligro, como cuando Elías fue alimentado por un ángel (1 Reyes 19, 5.)
En el nuevo testamento también se pueden observar muchos sucesos y ejemplos en los que se ve la misión de los ángeles: el mensaje a José para que huyera a Egipto, la liberación de Pedro en la cárcel, los ángeles que sirvieron a Jesús después de las tentaciones en el desierto.

La misión de los ángeles custodios es acompañar a cada hombre en el camino por la vida, cuidarlo en la tierra de los peligros de alma y cuerpo, protegerlo del mal y guiarlo en el difícil camino para llegar al Cielo. Se puede decir que es un compañero de viaje que siempre está al lado de cada hombre, en las buenas y en las malas. No se separa de él ni un solo momento. Está con él mientras trabaja, mientras descansa, cuando se divierte, cuando reza, cuando le pide ayuda y cuando no se la pide. No se aparta de él ni siquiera cuando pierde la gracia de Dios por el pecado. Le prestará auxilio para enfrentarse con mejor ánimo a las dificultades de la vida diaria y a las tentaciones que se presentan en la vida.

Muchas veces se piensa en el ángel de la guarda como algo infantil, pero no debía ser así, pues si pensamos que la persona crece y que con este crecimiento se tendrá que enfrentar a una vida con mayores dificultades y tentaciones, el ángel custodio resulta de gran ayuda.

Para que la relación de la persona con el ángel custodio sea eficaz, necesita hablar con él, llamarle, tratarlo como el amigo que es. Así podrá convertirse en un fiel y poderoso aliado nuestro. Debemos confiar en nuestro ángel de la guarda y pedirle ayuda, pues además de que él nos guía y nos protege, está cerquísima de Dios y le puede decir directamente lo que queremos o necesitamos. Recordemos que los ángeles no pueden conocer nuestros pensamientos y deseos íntimos si nosotros no se los hacemos saber de alguna manera, ya que sólo Dios conoce exactamente lo que hay dentro de nuestro corazón. Los ángeles sólo pueden conocer lo que queremos intuyéndolo por nuestras obras, palabras, gestos, etc.
También se les pueden pedir favores especiales a los ángeles de la guarda de otras personas para que las protejan de determinado peligro o las guíen en una situación difícil.
El culto a los ángeles de la guarda comenzó en la península Ibérica y después se propagó a otros países. Existe un libro acerca de esta devoción en Barcelona con fecha de 1494.

Cuida tu fe

Actualmente se habla mucho de los ángeles: se encuentran libros de todo tipo que tratan este tema; se venden “angelitos” de oro, plata o cuarzo; las personas se los cuelgan al cuello y comentan su importancia y sus nombres. Hay que tener cuidado al comprar estos materiales, pues muchas veces dan a los ángeles atribuciones que no le corresponden y los elevan a un lugar de semi-dioses, los convierten en “amuletos” que hacen caer en la idolatría, o crean confusiones entre las inspiraciones del Espíritu Santo y los consejos de los ángeles.

Es verdad que los ángeles son muy importantes en la Iglesia y en la vida de todo católico, pero son criaturas de Dios, por lo que no se les puede igualar a Dios ni adorarlos como si fueran dioses. No son lo único que nos puede acercar a Dios ni podemos reducir toda la enseñanza de la Iglesia a éstos. No hay que olvidar los mandamientos de Dios, los mandamientos de la Iglesia, los sacramentos, la oración, y otros medios que nos ayudan a vivir cerca de Dios.

Si quieres saber más de ellos, consulta Más de los ángeles,
Miguel, Gabriel y Rafael Arcángeles
www.aciprensa.com
Los Ángeles y las mentiras de la nueva era

Fuente:

El testigo fiel : http://www.eltestigofiel.org/lectura/santoral.php?idu=3542

Catholic.net : Autor: Lucrecia Rego de Planas | Fuente: Catholic.net

* SANTO DEL DÍA “San Wenceslao, mártir . Santos Lorenzo Ruiz y quince compañeros, mártires .”

https://i0.wp.com/www.eltestigofiel.org/sys_imagenes/lectura/santoral/Wenceslao.jpg

San Wenceslao, mártir

No se celebra hoy, porque hay una celebración de mayor rango

https://i1.wp.com/www.eltestigofiel.org/sys_imagenes/lectura/santoral/LorenzoRuiz.jpg

Santos Lorenzo Ruiz y quince compañeros, mártires

No se celebra hoy, porque hay una celebración de mayor rango

* PAPA FRANCISCO EN LA HOMILÍA DOMINICAL “Los jóvenes dan fuerza y los ancianos robustecen esta fuerza”

https://i2.wp.com/media01.radiovaticana.va/imm/1_0_827937.JPG

(RV).- (actualizado con texto y audio) El Santo Padre durante su homilía en la misa por la celebración de la jornada dedicada a los abuelos y ancianos, recordó la figura de la Virgen María como ejemplo en la dedicación y el cariño a los más mayores. “María nos muestra el camino a seguir: ir a visitar a la anciana pariente, para estar con ella, pero también para aprender de ella, que ya es mayor, una sabiduría de vida”, dijo. El Obispo de Roma, en una plaza de San Pedro repleta de fieles explicó que es común que los jóvenes en una etapa adolescente de la vida, se alejen de los padres y de los abuelos para “liberarse del legado generacional”, pero especificó que el problema llega si no se recupera este encuentro, y entonces se llega a un “grave empobrecimiento del pueblo y una libertad que prevalece en una sociedad falsa”.
Al final de su homilía el Papa Francisco hizo hincapié en que “los jóvenes dan fuerza para hacer avanzar al pueblo, y los ancianos robustecen esta fuerza con la memoria y la sabiduría popular”. (MZ-RV)

Palabras del Santo Padre en la homilía(audio de la crónica de Radio Vaticano con la voz del Papa: RealAudioMP3
El Evangelio que acabamos de escuchar, lo acogemos hoy como el Evangelio del encuentro entre los jóvenes y los ancianos: un encuentro lleno de gozo, de fe y de esperanza.
María es joven, muy joven. Isabel es anciana, pero en ella se ha manifestado la misericordia de Dios, y, junto a con su esposo Zacarías, está en espera de un hijo desde hace seis meses.
También en esta ocasión, María nos muestra el camino: ir a visitar a la anciana pariente, para estar con ella, ciertamente para ayudarla, pero también y sobre todo para aprender de ella, que ya es mayor, una sabiduría de vida.
La Primera Lectura recuerda de varios modos el cuarto mandamiento: «Honra a tu padre y a tu madre: así se prolongarán tus días en la tierra, que el Señor, tu Dios, te va a dar» (Ex 20,12). No hay futuro para el pueblo sin este encuentro entre generaciones, sin que los niños reciban con gratitud el testigo de la vida por parte de los padres. Y, en esta gratitud a quien te ha transmitido la vida, hay también un agradecimiento al Padre que está en los cielos.
Hay a veces generaciones de jóvenes que, por complejas razones históricas y culturales, viven más intensamente la necesidad de independizarse de sus padres, casi de «liberarse» del legado de la generación anterior. Es como un momento de adolescencia rebelde. Pero, si después no se recupera el encuentro, si no se logra un nuevo equilibrio fecundo entre las generaciones, se llega a un grave empobrecimiento del pueblo, y la libertad que prevalece en la sociedad es una falsa libertad, que casi siempre se convierte en autoritarismo.

El mismo mensaje nos llega de la exhortación del apóstol Pablo dirigida a Timoteo y, a través de él, a la comunidad cristiana. Jesús no abolió la ley de la familia y la transición entre las generaciones, sino que la llevó a su plenitud. El Señor ha formado una nueva familia, en la que, por encima de los lazos de sangre, prevalece la relación con él y el cumplir la voluntad de Dios Padre. Pero el amor por Jesús y por el Padre eleva el amor a los padres, hermanos y abuelos, renueva las relaciones familiares con la savia del Evangelio y del Espíritu Santo. Y así, san Pablo recomienda a Timoteo, que es Pastor, y por tanto padre de la comunidad, que se respete a los ancianos y a los familiares, y exhorta a que se haga con actitud filial: al anciano «como un padre», a las ancianas «como a madres» (cf. 1 Tm 5,1). El jefe de la comunidad no está exento de esta voluntad de Dios, sino que, por el contrario, la caridad de Cristo le insta a hacerlo con un amor más grande. Como la Virgen María, que aun habiéndose convertido en la Madre del Mesías, se siente impulsada por el amor de Dios, que en ella se está encarnando, a ir de prisa hacia su anciana pariente.

Volvamos, pues, a este «icono» lleno de alegría y de esperanza, lleno de fe, lleno de caridad. Podemos pensar que la Virgen María, estando en la casa de Isabel, habrá oído rezar a ella y a su esposo Zacarías con las palabras del Salmo Responsorial de hoy: «Tú, Dios mío, fuiste mi esperanza y mi confianza, Señor, desde mi juventud… No me rechaces ahora en la vejez, me van faltando las fuerzas, no me abandones… Ahora, en la vejez y en las canas, no me abandones, Dios mío, hasta que describa tu poder, tus hazañas a la nueva generación» (Sal 70,9.5.18). La joven María escuchaba, y lo guardaba todo en su corazón. La sabiduría de Isabel y Zacarías ha enriquecido su ánimo joven; no eran expertos en maternidad y paternidad, porque también para ellos era el primer embarazo, pero eran expertos de la fe, expertos en Dios, expertos en esa esperanza que de él proviene: esto es lo que necesita el mundo en todos los tiempos. María supo escuchar a aquellos padres ancianos y llenos de asombro, hizo acopio de su sabiduría, y ésta fue de gran valor para ella en su camino como mujer, esposa y madre.

Así, la Virgen María nos muestra el camino: el camino del encuentro entre jóvenes y ancianos. El futuro de un pueblo supone necesariamente este encuentro: los jóvenes dan la fuerza para hacer avanzar al pueblo, y los ancianos robustecen esta fuerza con la memoria y la sabiduría popular.

* SINODO DE LOS OBISPOS” Rezando en todo el mundo con el Papa por las familias “

https://i2.wp.com/caminocatolico.org/home/images/smilies/01_1087.png

RV).- El 28 de septiembre es la Jornada de oración en todo el mundo, por la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos, convocada por el Obispo de Roma, que se celebrará desde el 5 al 19 de octubre y que tendrá como tema “Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización”.

Todas las Iglesias particulares, las comunidades parroquiales, los Institutos de vida consagrada, las asociaciones y los movimientos rezarán en las Celebraciones Eucarísticas y en otros momentos de celebración, en los días previos y durante los trabajos sinodales. En Roma, cada día se rezará en la Capilla de la Salus Populi Romani de la Basílica de Santa María la Mayor. Los fieles pueden unirse en sus oraciones personales a esta intención, sobre todo en las familias.

Se sugiere la Oración a la Santa Familia por el Sínodo, compuesta por el Papa Francisco, y algunas intenciones propuestas para la oración universal que pueden ser adoptadas en las Misas dominicales, no sólo del 28 de septiembre, sino también en los días de la celebración del Sínodo. Se puede agregar una intención a las Invocaciones de las Laudes matutinas y a las Intercesiones de las Vísperas. Se recomienda, además, el rezo del Santo Rosario por los trabajos sinodales.

Oración del Papa Francisco a la Santa Familia por el Sínodo

Jesús, María y José
en vosotros contemplamos
el esplendor del verdadero amor,
a vosotros, confiados, nos dirigimos.
Santa Familia de Nazaret,
haz también de nuestras familias
lugar de comunión y cenáculo de oración,
auténticas escuelas del Evangelio
y pequeñas Iglesias domésticas.
Santa Familia de Nazaret,
que nunca más haya en las familias episodios
de violencia, de cerrazón y división;
que quien haya sido herido o escandalizado
sea pronto consolado y curado.
Santa Familia de Nazaret,
que el próximo Sínodo de los Obispos
haga tomar conciencia a todos
del carácter sagrado e inviolable de la familia,
de su belleza en el proyecto de Dios.
Jesús, María y José,
escuchad, acoged nuestra súplica.

(CdM – RV)