* Persecucion a los cristianos “Lista Mundial de la Persecución 2016”

https://www.puertasabiertas.org/images/4251236Crece el índice de persecución religiosa a cristianos

 

  • La Lista Mundial de la Persecución de 2016 registra un incremento de 2,8 puntos respecto a 2015
  • La persecución religiosa se recrudece en Eritrea y Pakistán
  • 4.000 muertos y 30.000 desplazados en Nigeria en un año
  • 2.300 iglesias atacadas

 

El régimen más opresivo en los tiempos contemporáneos, Corea del Norte, encabeza por decimocuarta vez consecutiva la Lista Mundial de la Persecución, un estudio publicado anualmente por la organización sin ánimo de lucro Puertas Abiertas que analiza el nivel de persecución religiosa a la que se ven sometidos los cristianos en el mundo. Por detrás del país norcoreano, Irak es el segundo país más peligroso para los cristianos. Destacan también Eritrea y Pakistán, que se sitúan 3º y 6º respectivamente, alcanzando niveles máximos para ambos países, mientras que la Libia “incontrolable” entra en el Top 10 por primera vez. Se confirma el aumento del nivel de persecución a cristianos, que según los registros de los investigadores de Puertas Abiertas presenta un incremento de 2,8 puntos respecto a la lista de 2015.

La Lista Mundial de la Persecución se publica cada enero y enumera los 50 países donde los cristianos sufren mayor persecución. Por “persecución” se entiende cualquier hostilidad experimentada como el resultado de la identificación de una persona con la fe en Cristo. Esto puede incluir actitudes, palabras y acciones hostiles hacia los cristianos. Los métodos de investigación y los resultados han sido auditados independientemente por el Instituto Internacional de la Libertad Religiosa (IIRF).

En el periodo de investigación (1 de noviembre de2014 a 31 de octubre de 2015), los primeros diez países de la lista donde es más difícil para los cristianos practicar su fe son: Corea del Norte (92 puntos sobre 100), Irak (90), Eritrea (89), Afganistán (88), Siria (87), Pakistán (87), Somalia (87), Sudán (84), Irán (83) y Libia (79).

Eritrea y Pakistán – Los dos países que más suben entre los diez primeros

Considerado como la “Corea del Norte africana”, Eritrea se sitúa entre los peores países para la libertad religiosa, libertad de prensa, Estado de Derecho y otros registros de derechos humanos. La “paranoia dictatorial” del presidente Afewerki es el principal conductor de la persecución a cristianos. Cualquier cristiano que alce la voz en Eritrea para protestar sobre el trato a los de su fe es encarcelado o detenido sin importar su estatus. El antiguo patriarca de la Iglesia Ortodoxa Eritrea, Abune Antonius, se encuentra bajo arresto domiciliario desde 2007 por protestar. Según un informe de ACNUR de noviembre de 2014, el 22% de todos los refugiados que llegan a Italia en pateras son eritreos. “Los cristianos eritreos, aun sabiendo que existe una probabilidad muy alta de caer en manos de traficantes y grupos radicales despiadados como el EI, todavía siguen desesperados por salir de Eritrea”, confirmó uno de los investigadores.

El segundo país del mundo en número de musulmanes, Pakistán, ha subido al 6º puesto y es junto a Nigeria el único país que consigue la puntuación máxima en la categoría de violencia en la Lista Mundial de la Persecución. Los niveles de presión son altos en todas las esferas de la vida y la persecución no proviene tanto del Estado como de los grupos radicales islámicos. El periodo de investigación comenzó con la muerte de una pareja cristiana que trabajaba en una fábrica de ladrillos el 4 de noviembre de 2014 y alcanzó su clímax en un doble atentado con bomba en dos iglesias de Lahore el 15 de marzo de 2015, dejando 25 muertos y decenas de heridos. Esta violencia abierta esconde a su vez el abuso diario de niñas cristianas, frecuentemente raptadas, violadas y forzadas a casarse y convertirse al islam. Los 3,8 millones de cristianos del país se sienten cada vez más amenazados en su vida diaria.

Nuevos países en la lista de 50 – Níger y Bahréin

La puntuación de entrada entre los 50 países ha crecido cinco puntos, lo que supone una señal alarmante y muestra que la Lista Mundial de la Persecución es solo un registro de la punta del iceberg. El mapa de 2016 contiene solamente dos países nuevos: Níger y Bahréin que se sitúan en el puesto 49 y 48 respectivamente. Para Níger, la expansión de Boko Haram en su territorio ha causado que la violencia y el miedo entre los cristianos crezcan bruscamente. En Bahréin, la introducción gradual de la ley sharía por parte del sultán del país ha empezado a restringir seriamente el testimonio público de la fe cristiana en el país.

Las dos nuevas entradas han echado fuera de la lista a Sri Lanka y Mauritania, que han sido rebasadas este año por el incremento de la persecución en otros países. A pesar de dejar la lista oficial, la situación en estos países no ha mejorado. En Sri Lanka, las iglesias todavía son atacadas por comunidades budistas locales, a pesar de las renovadas esperanzas de protección de las minorías religiosas que han sido reflejadas en las intenciones del nuevo Gobierno nacional. Mauritania es, por su parte, una de las cuatro únicas “Repúblicas Islámicas” oficiales en el mundo y la influencia de Al-Qaeda en el Magreb islámico de Mauritania está creciendo. El control sobre la actividad cristiana ha continuado, pero la violencia ha sido mínima durante el periodo de las investigaciones.

Aplastados y oprimidos

La metodología de la Lista Mundial de la Persecución de Puertas Abiertas está diseñada para averiguar cómo la fe cristiana se ve oprimida en cinco áreas distintas: la vida privada, la vida familiar, la vida en la comunidad, la vida nacional y la vida de iglesia. Asimismo, también cubre la esfera de la violencia (violaciones, muertes, quema de iglesias…) El doctor Ronald Boyd-MacMillan, Director de Investigaciones de Puertas Abiertas Internacional (Open Doors International), explica por qué se tienen en cuenta todas las áreas y no solo la violencia: “Es posible que la persecución sea tan intensa en todas las áreas de la vida que los cristianos temen dar testimonio de su fe, así que puedes encontrarte niveles bajos de violencia como resultado ya que los incidentes (violentos) de la persecución normalmente son provocados al dar testimonio de fe”. Por “dar testimonio de fe”, Boyd-MacMillan se refiere a hechos tan sencillos como asistir a una iglesia cristiana, por ejemplo.

Los países donde esta opresión muestra ser más intensa son: Somalia, Corea del Norte, Eritrea, Afganistán, Maldivas, Irak, Irán, Arabia Saudí, Yemen y Siria. Los niveles máximos de violencia dirigida a cristianos (en países de la LMP de 2016) se dieron en Nigeria, Pakistán, Irak, Siria, Myanmar, República Centroafricana, Egipto, México, Sudán e India.

Los registros de Puertas Abiertas muestran que hubo más de 7.000 cristianos muertos en el mundo por causas relacionadas con su fe durante el periodo de la investigación, lo que supone un incremento significativo de 3.000 personas respecto al año anterior. El número de fallecidos no incluye la situación en Corea del Norte, Siria e Irak, países donde no existe información precisa al respecto. Las estadísticas también muestran que cerca de 2.300 iglesias fueron atacadas o dañadas, número que dobla las cifras de la lista del año pasado.

En Nigeria, las noticias de violencia han sido ocupadas por la brutalidad de las milicias islámicas radicales de Boko Haram. El Director de la unidad de la Lista Mundial de la Persecución, Frans Veerman, explica que incluso sin contar a Boko Haram “aún quedarían los pastores de la etnia Hausa-Fulani que cometen regularmente atrocidades contra granjeros locales cristianos en los estados del ‘cinturón de Nigeria’. De los más de 4.000 cristianos muertos en ataques en Nigeria, 2.500 se atribuyen a Boko Haram y más de 1.500 a los pastores Fulani. Al menos 30.000 cristianos han sido desplazados por la violencia solo en el estado de Taraba. Estos son los resultados de la investigación de los hechos sobre el terreno, pero los investigadores estiman que sus datos solo cubren el 50% de las atrocidades cometidas. Esto se parece mucho a una limpieza étnica basada en la afiliación religiosa”.

Cristianos en zonas peligrosas de conflicto– Irak, Yemen, Kenia

Las zonas de conflicto en el mundo son frecuentemente regiones donde los cristianos son especialmente vulnerables. Mientras los medios de comunicación mundiales fijan su atención en batallas y explosiones, el Estado Islámico está en el fondo radicalizando a la población incluso en países donde no tiene presencia aparente. La región kurda del norte de Irak (que ha subido 4 puntos y este año se sitúa en el puesto 2) está actuando en el presente como un refugio seguro para los refugiados cristianos de Mosul y la Planicie de Nínive. Pero incluso ahí, el Gobierno está ordenando que se vendan tierras a familias musulmanas en varias áreas y pueblos predominantemente cristianos. Este “proceso de inversión demográfica” en muchas áreas mayoritariamente cristianas está forzando a los cristianos a vivir de forma precaria en situación minoritaria, o a huir. En Yemen (11), que no entró entre los diez primeros por un solo punto, Arabia Saudí e Irán están luchando una guerra de poder. Virtualmente, todos los extranjeros expatriados han huido de la guerra civil, dejando solamente a unos pocos miles de valientes creyentes cristianos de trasfondo musulmán en el país. La iglesia se sostiene como puede.

Otra de las regiones con una mayor radicalización en la población musulmana son las áreas costeras y del norte de Kenya, que ha crecido cinco puntos hasta situarse como el país número 16 de la lista. Los ataques de Al-Shabaab mataron a 28 cristianos en un autobús de Mandera el 22 de noviembre de 2014. Otros 36 cristianos de Mandera que trabajaban en una cantera murieron en un ataque el 2 de diciembre de 2014, hecho que se repitió el 7 de julio de 2015 cuando murieron otros 14 trabajadores. La matanza en la Universidad de Garissa el 2 de abril de 2015 se saldó con la vida de 147 estudiantes cristianos. La mayoría de estas matanzas fueron al estilo de ejecuciones y apuntaban específicamente a los cristianos, separándoles de los musulmanes. Se teme que la situación para los cristianos continúe deteriorándose, especialmente según la presión en todas las esferas de la vida crece.

Asia central – La persecución crece por la vigilancia de las redes terroristas

Los cristianos que viven en estados de Asia central han visto un fuerte deterioro de su libertad religiosa, especialmente a medida que los gobiernos aumentan su vigilancia y control sobre todos los grupos de la sociedad, normalmente citando de forma cínica la necesidad de aplastar el terror islamista. Uzbekistán (15) es un ocupante perenne de los primeros veinte puestos de la lista, al que se le une Turkmenistán (19), Tayikistán (31) y Azerbaiyán (34), constituyendo algunos de los crecimientos de persecución más significantes de este año.

El objetivo – Apoyar a las personas detrás de las cifras

La Lista Mundial de la Persecución de Puertas Abiertas es publicada anualmente como una herramienta para: 1) los medios, para crear alarma; 2) los políticos para que tomen decisión con información; y 3) las iglesias alrededor del mundo para apoyar y orar por sus hermanos y hermanas en primera línea. Los mapa mundiales que muestran la expansión de la persecución contra los cristianos y más información detallada sobre la situación en países específicos están disponibles desde todas las oficinas de Puertas Abiertas alrededor del mundo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s