*26 mártires capuchinos son nuevos beatos, ¿Por qué hubo tanta barbarie en España?

https://aleteiaspanish.files.wordpress.com/2015/11/web-martyrs-spain-frairs-pd.jpg?w=874

El sábado 22-11-2015 tenía lugar en Barcelona el acto de beatificación de veintiséis mártires capuchinos. Una celebración presidida por el prefecto de la Congregación por las Causas de los Santos, el cardenal Angelo Amato. Con él, han concelebrado el cardenal de Barcelona, Dr. Lluís Martínez Sistach, y el vicario general y ministro de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos, fray Mauro Jöhri.

El proceso de beatificación, iniciado en los años cincuenta, llega así a su fin después que el pasado mes de junio el Santo Padre autorizara la Congregación para las Causas de los Santos a promulgar el decreto que reconoce el martirio de fray Frederico de Berga y veinticinco compañeros.  Hoy, durante el Ángelus, el Papa Francisco hablaba de ellos.

Algunos ejemplos de estas vidas:  

Federico de Berga…era el Prior del convento de Arenys. Estuvo oculto. Un día los milicianos registraron el domicilio donde se refugiaba. La familia que lo escondía quiso alegar que era un pariente, pero fue inútil: el padre Federico se reconoció sacerdote y fue asesinado la noche del 16 al 17 de febrero de 1937.

Fray Marcial, de Villafranca del Penedés tenía 19 años. Era fraile capuchino y quería ser misionero. Un buen día, un grupo de milicianos republicanos irrumpió en la casa familiar donde estaba escondido, y se lo llevó arguyendo que debían interrogarlo. “No te preocupes mamá, estoy en paz con Dios” fueron las últimas palabras que la madre de Marcial escuchó de su hijo. La noche del 20 de agosto de 1936 fue asesinado en el barrio barcelonés de Pedralbes.

Fray Eloy de Bianya, fue asesinado a golpes con otros tres compañeros: los descubrieron justo cuando iban a coger un tren para huir de Barcelona, y fueron asesinados en la misma estación. A fray Eloy “se le tenía por un santo en vida”, explicaba en El Espejo de COPE el capuchino Eduard Rey: “Una persona que le llegó a conocer contó que no había conocido a nadie que le hubiese hablado menos y le hubiese comunicado tanto”.

Fray Ángel de Ferreries, mallorquín de 30 años, pudo refugiarse en un lugar seguro. No lo hizo. Se quedó en una de las casas capuchinas para cuidar a dos frailes ancianos. Uno de ellos era el padre Modest. Los milicianos aparecieron en la casa donde se escondían, se llevaron a fray Ángel y al padre Modest, y los fusilaron a las afueras de Sarrià (cuyo convento fue incendiado), el 28 de julio de 1936.

Lista completa de estos veintiséis mártires, por el orden en que murieron:
fray Prudenci de Pomar de Cinca.
fray Eloi de Bianya, junto a fray Cebrià de Terrassa y los estudiantes fray Miquel de Bianya y fray Jordi de Santa Pau.
fray Modest de Mieres junto a fray Àngel de Ferreries.
fray Rafel de Mataró.
fray Feliu de Tortosa.
fray Agustí de Montclar.
fray Anselm d’Olot.
fray Benigne de Canet de Mar.
fray Tarsici de Miralcamp.
fray Marçal de Vilafranca.
fray Vicenç de Besalú.
fray Zacaries de Llorenç del Penedès.
fray Bonaventura d’Arroyo Cerezo.
fray Josep de Calella.
fray Timoteu de Palafrugell.
fra Eudald d’Igualada.
fray Alexandre de Barcelona.
fray Martí de Barcelona y fra Doroteu de Vilalba.
fray Remigi de Papiol y fra Pacià Maria de Barcelona.
fray Frederic de Berga, quien había sido provincial, como religioso más longevo encabeza la lista oficial de mártires, en este caso murió en Barcelona.

Las vidas de los santos y especialmente las de los mártires impresionan. Su capacidad de  perdon, su valentía, su testimonio cueste lo que cueste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s