FAMILIA”La familia requiere toda nuestra atención y cuidado, y el Sínodo debe responder a esta solicitud, dijo el Papa en su catequesis”

https://i2.wp.com/media02.radiovaticana.va/photo/2015/10/07/AFP4598068_Articolo.jpg

(RV).- En el primer miércoles del mes de octubre y en el marco del Sínodo sobre la Familia el Papa Francisco impartió su catequesis en la plaza de san Pedro anunciando que sus próximas reflexiones estarán inspiradas en algunos aspectos de la relación entre la Iglesia y la familia, con el corazón, dijo, “abierto al bien de la entera humanidad”.

“Queridos hermanos y hermanas: el pasado domingo comenzó el Sínodo de los Obispos con el tema «vocación y misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo». La familia requiere toda nuestra atención y cuidado, y el Sínodo debe responder a esta solicitud. Los hombres y mujeres de hoy necesitan una inyección de espíritu de familia”.

El Papa comenzó hablando del estilo actual de las relaciones humanas – civiles, económicas, jurídicas, profesionales, de ciudadanía -, un estilo que si bien “quiere ser inclusivo en sus formas”, “abandona a la soledad y al descarte a un número siempre más grande de personas”. La familia, en cambio, abre para toda la sociedad una perspectiva mucho más humana:

“Ante el débil reconocimiento y apoyo a la persona en las diversas relaciones sociales, la familia abre una perspectiva más humana, que permite establecer vínculos de fidelidad, sinceridad, cooperación y confianza. Enseña a honrar la palabra dada, a respetar a cada persona y a comprender sus límites. Brinda una atención insustituible a los miembros más pequeños, vulnerables, heridos y devastados en su vida”.

Aún con la conciencia de lo insustituible de la familia, “no se le da el justo valor, reconocimiento y apoyo en la organización política y económica de la sociedad contemporánea” dijo también el Obispo de Roma, una sociedad que con “toda su ciencia y técnica” aún “no es capaz de traducir el conocimiento en formas mejores de convivencia civil”.

Sin detenerse en señalar estas faltas, Francisco también habló de los hábitos sociales y políticos que a menudo muestran signos de degrado que están “muy por debajo del límite de una educación familiar aún mínima”, como la agresividad, vulgaridad y el desprecio.

Por último la reflexión sobre el sentido histórico de la misión de la Iglesia respecto a la familia:

“Para la Iglesia el espíritu de familia es como su carta magna: la Iglesia es y debe ser la familia de Dios. A través de ella, Jesús pasa de nuevo entre nosotros para persuadirnos de que Dios no nos ha olvidado. A través de la familia la Iglesia sale de nuevo a pescar para evitar que los hombres se ahoguen en el mar de la soledad y la indiferencia. Que el entusiasmo de los Padres sinodales, animados por el Espíritu Santo, de renovado impulso a la Iglesia echando de nuevo las redes confiando en las palabras del Señor”.

“Invito a todos a invocar la intercesión de Nuestra Señora del Rosario por los trabajos del Sínodo. Muchas gracias”.

(GM – RV)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s